domingo, 18 de octubre de 2009

SALVADOR (PUIG ANTICH)

El pasado 10 de Octubre se celebró el Día mundial contra la pena de muerte y para recordarlo pensaba escribir acerca de ésta película, se cruzó Ágora y la actualidad manda...pero aquí estoy.

Salvador (Puig Antich), película de 2006, con Manuel Huerga al frente, basada en un hecho real con el doble filo que ello imprime.

La historia dice que Salvador Puig Antich, fue un anarquista español que murió ejecutado el 2 de Marzo de 1974 acusado del asesinato del subinspector de la brigada político social Francisco Aguas Barragán en un tiroteo. Es importante saber su contexto familiar que explica sus acciones, su padre Joaquín Puig estuvo en un campo de concentración francés y fue indultado de la pena de muerte en su regreso a España. Puig Antich en su juventud pasó a formar parte del Movimiento Ibérico de Liberación, en su rama armada con atracos a bancos. Tras la detención de parte del grupo por la policía, y ante el chivatazo de Santi Soler, antiguo miembro del MIL, se preparó una emboscada para detener a parte del grupo, y en ella en un momento dado hubo un tiroteo en un portal entre policías y Puig Antich, resultando muerto un joven policía de 23 años. Posteriormente es condenado a muerte, influenciado también por el reciente asesinato de Carrero Blanco y las ganas de venganza de la dictadura.

Este parece ser el relato de los hechos, el problema siempre ha estado en saber si realmente Puig Antich asesinó o no al policía, porque independientemente del fondo, de estar o no de acuerdo con las ideas, nunca se podrá justificar un asesinato y si eso fuera así estarían igualados los platos de la balanza entre Salvador y sus ejecutores. La película no ahonda en ello, simplemente denuncia la respuesta de la dictadura franquista, seguramente porque en la elaboración de la cinta colaboraron las hermanas de Salvador, desafortunadamente siempre nos quedará la duda.

La primera parte de la película peca un poco de lentitud, aunque la encuentro necesaria para situarnos en la historia, el contexto y las motivaciones de Salvador; afortunadamente se resuelve minuto a minuto, y es que la cinta parece la escalada de una montaña a cuya cima se llega en el instante final.
Maravilloso guión por el que Lluis Arcarazo ganó el Goya, por contar con tanta verdad una historia real, por no extremar ni a los buenos ni a los malos, por cantar una historia tan dura llena de amor, por hacer una película tan auténtica. 

Daniel Brühl está perfecto, tanto en las miradas heladoras llenas de rabia como en las respiraciones entrecortadas del que se sabe vencido. Todas las escenas son absolutamente sublimes, y sólo por disfrutar de su interpretación merece la pena ver la película. Aunque fue nominado a los Goya por este trabajo el ganador del 2007 fue Alberto San Juna por "Bajo las estrellas" (Otra encarecida recomendación!!!)

Junto a él destacaría a Celso Bugallo como padre doliente, este hombre siempre me deja sin palabras, encierra un genio de la interpretación en su pequeño cuerpo, y a las cuatro hermanas de Salvador interpretadas por Olalla Escribano (Inma), Carlota Olcina (Carme), Bea Segura (Montse) y la pequeña Andrea Ros (Merçona), con maravillosas escenas como el enfrentamiento con los verdugos de las dos primeras o el dolor de la pequeña.

Manuel Huerga llevó por el caminito "de baldosas amarillas" a actores cuyos trabajos me suelen dejar indiferente como Tristan Ulloa o Leonardo Sbaraglia y que en esta película sí resuelven eficientemente, destacando el segundo. 
Además de los actores anteriores que llevan el peso de la película, caminan por la pantalla otros como Leonor Watling, Ingrid Rubio, Joel Joan, Oriol Vila, Aida Folch, Biel Durán, Joaquin Climent o Antonio Dechent; todos mantienen su rol pero se ven sepultados por la perfección de Daniel Brühl.

La banda sonora hiere como la hoja de una navaja, acompaña cada escena, cada nota parece perfectamente encajada en cada segundo de los 134 minutos que dura la película. Se nota que Luis Llach puso su alma al elaborar esta banda sonora, creando el hilo conductor  que se encuentra durmiente y que en el momento adecuado dice "aquí estoy" 

Ingenioso y reconfortante detalle el de las imágenes de los créditos con  análogas penas de muerte que sin garrote pero con los mismos resultados, están arrasando en la actualidad miles de vidas a lo largo del mundo.
Las últimas escenas están cargadas de fuerza y poesía, es el broche final a una maravillosa película. Una lluvia que no limpiará la memoria y unas rosas que no dulcifican la verdad.

Ninguna idea tiene tanto valor como para arrasar con la vida de otro. 

"Esto es como una partida con las cartas marcadas. Ya sabes quien va a ganar, pero tienes que jugar hasta el final"

En este canal de Youtube podéis disfrutar de varias entrevistas a actores, director y más información de la película que os recomiendo visitar



I SI CANTO TRIST

Jo no estimo la por, ni la vull per demà,
no la vull per a avui, ni tampoc com a record;
que m'agrada els somrís
d'un infant vora el mar
i els seus ulls com un ram d'il·lusions esclatant.

I si canto trist
és perquè no puc
esborrar la por
dels meus pobres ulls.

Jo no estimo la mort
ni el seu pas tan glaçat,
no la vull per a avui, ni tampoc com a record;
que m'agrada el batec d'aquell cor que, lluitant,
dóna vida a la mort
a què l'han condemnat.

I si canto trist
és perquè no puc
oblidar la mort
d'ignorats companys.

Jo no estimo el meu cant, perquè sé que han callat
tantes boques, tants clams, dient la veritat;
que jo m'estimo el cant
de la gent del carrer
amb la força dels mots
arrelats en la raó.

I si canto trist
és per recordar
que no és així
des de fa tants anys.

Traducción
 
 Y SI CANTO TRISTE
Yo no quiero el miedo,
ni lo quiero para mañana,
no lo quiero para hoy,
ni tampoco como recuerdo;
que me gusta la sonrisa
de un niño cerca del mar
y sus ojos como un ramo
de ilusiones estallando.

Y si canto triste
es porque no puedo
borrar el miedo
de mis pobres ojos

Yo no estimo la muerte
ni su paso tan helado,
no la quiero para hoy,
ni tampoco como recuerdo;
que me gusta el latido
de aquel corazón que, luchando,
da vida a la muerte
al que lo han condenado

Y si canto triste
es porque no puedo olvidar
la muerte de ignorados compañeros.

Yo no quiero mi canto,
porque sé que han callado
tantas bocas, tantos clamores,
diciendo la verdad;
que yo quiero el canto
de la gente de a pie
con la fuerza de las palabras
arraigadas en la razón.

Y si canto triste
es para recordar
que no es así
desde hace tantos años. 

Si no la has  visto ¿A qué esperas? Si lo has hecho ¿Qué opinas tú?
Próximamente más, y si es posible...mejor

1 comentario:

Ricardo Baticón dijo...

Todavía no he visto Salvador!, pero ya la tengo, así que espero verla en breve y ya te contaré. Enhorabuena por tu sinopsis, bien completita.

Saludos Adhara!