sábado, 5 de junio de 2010

Momento musical: "Moon river" de Desayuno con diamantes

Un clásico inolvidable.La esencia de Audrey Hepburn.

"Ya estás en una jaula, tú misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma"

"-¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo? 
-¿Color rojo? Querrá decir negro.
- No, se puede tener un dia negro porque una engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué."

  Desayuno con diamantes de Blake Edwards, 1961


Próximamente más, y si es posible...mejor

4 comentarios:

Gelen dijo...

Este si que es un momento mágico: Holly con su guitarra en la ventana, sin joyas sin maquillaje tal y como es ella, natural. Paul mirando por la ventana, sin decir nada para no romper el encanto. Un simple "hi"... ¡Pero cómo me gusta esta película!

Jose dijo...

Amo "Desayuno con diamantes". Amo a Holly Golightly, yo también haría el ridículo por ella (alguna vez lo he hecho por otras Hollys). Amo "Moon river". Pero a de quien de verdad amo es a Audrey Hepburn, hay en casa un cojín de Audrey y un retrato de Audrey dedicado por mi amigo (aunque hace años que no nos vemos) Antonio de Felipe, de un par de años antes de que "Aquí no hay quien viva" convirtiera mi original cuadro en el objeto más común de las casas de la gente. A Antonio no le amo, pero sí que le quiero.
Gracias por esta entrada.

ethan dijo...

Bueno, inolvidable esa escena. Es la música que mejor define el cine, creo yo.
Saludos!

Adhara dijo...

*Gelen, que tendrá esta película que nos ha enamorado a tantos, quizá ese halo clásico que ahora nos cuesta tanto encontrar. Además, sólo Audrey Hepburn podía ser Holly, porque si me pongo yo a berrear con la guitarra en la ventana no vendrá ningún Paul, sino que como mínimo la comunidad de vecinos llama a la poli jejeje

*Jose, ¡sé que cuadro dices! jejeje, me temo que Audrey está en la mitad de los hogares del mundo, pero siempre le deberás una cañita al autor por ser de los primeros en tenerlo en casita.
Todos os enamorastéis de Audrey y todas quisimos ser alguna vez Audrey...era única, confieso que como buena freaky cinéfila me encantaría tomarme el café delante de Tiffany's o dar una vuelta en vespa por la calles de Roma ¿y quién no? ;-)

*Ethan, la verdad es que desde que oímos las primeras notas todos nos ponemos en alerta y nos sale la sonrisa en la cara, menos de dos minutos que lo diferencian todo.

Saludos!! Y gracias por pasaros por aquí.