domingo, 17 de enero de 2010

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

Tras haber leído diferentes opiniones de otros bloggers me animé a buscar un poco de fantasía en esta película, y me encontré con mucha más realidad de la que inicialmente presuponía viendo el target al que la productora parece dirigirla.
No es una película infantil ni por asomo, detrás de la tierna estética de sus protagonistas están los sentimientos que desbordan a los niños día a día, y es que no es fácil esto de ser un renacuajo que no comprende lo que le rodea, que no es escuchado y que continuamente tiene que acomodarse a cosas nuevas sin ni siquiera saber como hacerlo.

Spike Jonze recrea el cuento de Maurice Sedank y saca su vena más dulce después de títulos tan diferentes como "Adaptation" o "Como ser John Malkovich". Ha comentado el director en diversas entrevistas que el hecho de que el autor del cuento colaborara con ellos en la adaptación y desarrollo de este largo fue esencial para el resultado final.
Y es que la historia parte del pequeño Max de 9 años, que en uno de esos momentos de rabia e incomprensión que todos hemos vivido con nuestras madres, sale y huye a un mundo de monstruos en el que él es el rey. El mundo imaginario que todos soñábamos donde eras tú el que decidía, eras la respuesta a todas las preguntas, aunque ello también desgrana multitud de secretos que irás viendo pasar ante ti a lo largo de la película.

Max, interpretado por Max Records, delicioso niño que reúne en su cara la infancia de todos y que lleva a cuestas la película sin despeinarse. Su madre interpretada por Catherine Keener a quien reconocerás al instante de películas tan variadas como "Capote", "Como ser John Malkovich", o tantas otras siendo la protagonista en la sombra. Pero lo más destacado son los monstruos, formando un pasaje poético en el que cada uno adopta un sentimiento, rabia, egoísmo, soledad, cobardía, timidez...destacando Carol y Kv, con quienes se forma un paralelismo con la realidad de Max y su familia. 

La dirección artística y el diseño de los personajes de fantasía son sus grandes bazas, y ello se entremezcla con una fotografía de Lance Acord que le da ese punto de sencillez acorde con la fábula de  Maurice Sedank. Llama la atención también la banda sonora de Karen O y Carter Burwell con ese punto indie tan de moda ahora. 

"Donde viven los monstruos" me gustó porque no necesita los efectos especiales de "Avatar" para sumergirme en un mundo imaginario al que todos hemos viajado en algún momento de nuestras vidas, porque recuerda el iglú y el fuerte como símbolo de protección e individualidad en cada niño, por la mezcla del disfraz de lobo y las Converse, por el escudo antitristeza, porque en ese mundo nadie te juzga, porque hay que tener cuidado con los sueños y las bromas que pueden convertirse en realidad, por el diálogo sin palabras entre madre e hijo, porque yo también he tenido momentos de desquiciada, porque...
¡Porque a mi también me gusta refugiarme en mi propia imaginación! y ésta película me lo ha recordado, no la dejes pasar sin entrar a la tierra donde viven los monstruos. 




"Él no quiere ser así, sólo tiene miedo. Y te quiere"

"No se le puede dar a alguien cuando se ha lastimado"

"La felicidad no es siempre el camino para ser feliz"

"¡Qué todo el mundo haga el salvaje!"

Además de las canciones de Karen O (destacando "All is Love") a lo largo de toda la película, salí del cine canturreando "Wake Up" de Arcade Fire


Si no la has visto ¿A qué esperas? Si lo has hecho ¿Qué opinas tú?

Próximamente más, y si es posible...mejor

2 comentarios:

Félix Redondo Casado dijo...

Hola Elena. A mí también me gustó mucho la película. Es una pena que no sea demasiado bien valorada por el público. Es de ese tipo de películas como "Bestias del sur salvaje", que muestran una gran artesanía y sensibilidad hacia los personajes. Como tu dices, no se necesitan grandes efectos especiales tipo Avatar, para hacer una buena película.

Elena dijo...

Gracias Félix por pasarte de vez en cuando y dejar tu comentario. ¡Hazlo cuando quieras!
La verdad es que es una película que me encantó, tanto por la historia como por ese peculiar juego visual (y musical) con el que entras en la fantasía. Para mí una joyita escondida...
Saludos!!