martes, 18 de enero de 2011

Disposición Sinde, el abismo que separa las butacas de la pantalla

Hoy me voy a salir de las secciones habituales, lo que se está debatiendo en nuestro Parlamento afecta tanto al cine como a internet y  cada uno de los que está leyendo este pequeño espacio tendrá una opinión formada, ante los extremos que no escuchan yo simplemente he decidido plasmar mis razones contrarias a la norma legislativa que se avecina, recordad: los comentarios están esperando a ser rellenados por vuestro punto de vista.

Desde hace meses se está planteando como un enfrentamiento entre creadores y espectadores, lo que ha potenciado una radicalización de los dos extremos para justificar una ley que además de no solventar el problema, es el principio de una inseguridad jurídica inaceptable.  Hace ya un año expresaba mi punto de vista en el blog, más de 365 días después creo que la brecha se ha hecho todavía más grande. 

Existen varios puntos, jurídicos y prácticos, que me alejan de esta disposición:
*El fundamental es que la Disposición Sinde NO recoge la intervención del juez con finalidad jurisdiccional sobre el fondo, es decir, que es un mero convidado de piedra que no decide sobre si es legal o no esa web (eso lo hace mi "admirada" Comisión de expertos), tan sólo decide acerca de los requisitos formales del acto administrativo. Que a modo de ejemplo es como si un camarero va a comer con su familia a un restaurante y le comenta a la parienta "Uy Mari, fíjate la forma de pavo real tan bonita que tiene la servilleta" y llamando al camarero de ese restaurante  le dice "¡Quillo, qué arte!" ¿A que nadie diría que el camarero es el encargado de decidir si la decoración del restaurante es la adecuada o no? En el fondo legal, los efectos de la función del juez y el camarero serían equivalentes, pasan por allí.

Cambiar esto y darle la competencia constitucionalmente aceptable al juez, sería para mí uno de los reclamos insustituibles, pero todos sabemos que quien pretende IMPONER esta ley sólo busca lo que la jurisprudencia reiterada le ha negado una y otra vez. Voy a poner otro ejemplo que alarma a cualquier persona con sentido común, si se aprobara la disposición, para delitos cometidos en la red mucho más graves (son delitos contra las personas) como pueden ser terrorismo, amenazas, pornografía, acoso, etc se necesitaría la intervención del juez sobre el fondo y para esto, delito patrimonial, quedaría en manos de un grupo de "autodenominados expertos", esas personas nombradas por la parte interesada que quieren resolver contrariamente a lo que jueces, CGPJ, Tribunal Europeo, Código Penal y Ley de Propiedad Intelectual definen como vulneración de esos derechos. No es jurídicamente viable, y mucho menos lógico.

*Otra cosa que nos ha indignado a muchos es lo que  ha acreditado Wikileaks, que los que se han erigido como adalides en defensa de la cultura, no son más que meros instrumentos para imponer los intereses económicos que llegan de las majors del otro lado del charco. Lo que ocurre en todos los ámbitos, que el pastel de la tarta se lleva repartiendo muchos años entre cuatro  y ahora lo quieren 50, de ahí las hostias.

*También me chirría hasta límites insospechados (vamos, que me cabreo como un mapache en mitad del ártico) que a los espectadores nos insulten, no nos respeten y nos den lecciones de nadie sabe qué, porque voy a poner un ejemplo análogo a lo que ocurre día tras día cuando ese ente misterioso que forman "los representantes de la cultura"(que no los trabajadores de la misma) deciden menospreciar  y vilipendiar reiteradamente al público: Es como si un señor de Menorca  decide entrar a un kiosco y le da un euro al kiosquero para que le dé el "Marca", éste le insulta por ignorante y porque no lee "Science" y además cuando el consumidor pregunta por la revista "Caballos y Sabuesos", el kiosquero airado le dice que esa revista es española y para minorías así que tendrá que ir a los kioscos madrileños si quiere poder leerla pagando por ella, porque a los de provincias no llega. Eso nos pasa día tras día al público cinéfilo, pero nosotros somos los malos.

*La campaña publicitaria les funciona en parte, para que negarlo, aunque el desprestigio y la pérdida de los fines reales de las entidades de gestión es ya manifiesto para muchos y está haciendo mucho daño a los autores, encubrir con la palabra cultura lo que son intereses económicos ya no cuela. No obstante, siguen esa máxima de que cuanto más repites una mentira quizá consigas convertirla en verdad, pero  ¡ups amigos, la campaña de comunicación al final va a ir por el sumidero!, porque la avaricia rompe el saco y éste ya tiene un jirón. 
     -Y es que cuando compras o alquilas un DVD te encuentras con ese mítico anuncio tenebroso que dice "No robarás", (que tiene pecado que los que lo vean sean los que valoran el derecho de los autores) y si nos ponemos tiquismiquis, robar en su acepción penal, que es la que el anunciante quiere transmitir, es "el que con ánimo de lucro, se apoderarse de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder al lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas"  Así que, ¡va a ser que no es robo! Ya empezamos mintiendo.
   -"Descargas ilegales", término que todos utilizamos porque va quedando en nuestro subconsciente; Pero a día de hoy, y tanto con la ley en la mano como con la jurisprudencia reiterada, las descargas son legales. Otra cosa es que no sean éticas, no se esté de acuerdo o directamente se esté en contra, pero legales son a menos que cambien la Ley de Propiedad Intelectual.

*Y puestos a analizar otros aspectos colaterales de los que también se habla estos días, siempre sobrevuela el tema de las subvenciones, desde mi punto de vista  ya que estamos hablando de una industria cultural que da trabajo a muchas personas, si se puede fomentar por parte de la administración está bien, pero casi todos estaríamos de acuerdo en potenciar a los nuevos creadores y no que se repartan siempre entre los mismos, algunos oscarizados, pues será legal pero no ético. El reparto arbitrario de las subvenciones cabrea a la ciudadanía, porque si uno decide abrir una tienda que venda abalorios con forma de Bob Esponja y le va mal, todos al unísono diríamos "¿a quién se le ocurre?" y no "los consumidores son tontos". Como en el resto de sectores industriales a los que se destinan fondos públicos, sólo pedimos sentido común en el reparto.

*Además todos aquellos que se llenan la boca de defender la cultura en los medios, seguro que en algún momento han pasado un enlace de YouTube con una secuencia de una película de Fellini, Chaplin o Audrey Hepburn, y esos mismos como no escuchan no quieren entender que otros tantos denostamos esta disposición por la inseguridad jurídica que crea y que deja abierta la posibilidad de castigar cosas tan banales como dar ese enlace de YouTube. Dicen "no iremos contra los particulares sin ánimo de lucro", pero la ley tal y como está planteada no establece esos límites, y perdónenme si tengo la desconfianza agudizada, pero presumir que van a tener la posibilidad de limitar internet y acabar con la neutralidad pero no lo van a hacer, los  mismos que impusieron un Canon (que tanto la UE como el TC ha declarado inadmisible), o los que nos insultan día tras día cuando ellos no van al cine ni la cuarta parte de lo que van cientos de ciudadanos (no cuentan los preestrenos de photocall en los que se va por la cara), o los académicos que votan de oídas sin ver las obras, o los mismos que dicen defender la cultura y han privatizado el ISBN poniendo obstáculos a la autopublicación de libros y dejando el control casi absoluto a las grandes editoriales, o tantos otros que me dicen lo que me tiene gustar...no sería otra cosa que ingenuidad mal entendida por mi parte.

Todos los que nos dan lecciones quedarían a merced de esta disparatada disposición, porque tal y como está desarrollada, TODOS podríamos haber incumplido, todos los periódicos online enlazan día tras día, todas las webs, blogs, redes sociales están llenas de enlaces, cada link queda al arbitrio de una comisión que pretende, a sabiendas, decidir qué vulnera su derecho aunque previamente el juez haya dicho lo contrario. Es el inicio de algo que parece sustentar un fin ético, la protección de los derechos de los autores, y para ello vulnera los principios procesales y legales fundamentales de nuestro ordenamiento. Es la espita que abre una censura, crea un instrumento de decisión que más adelante justificarán en otros fines también éticos y que sólo enmascara un control que el poder estatal tiene ahora perdido con internet y quiere recuperar, el poder de los gobiernos y mercados de antes, de ahora y de los que vendrán.

*Luego están las formas en que se ha desarrollado esta ley, apabulla la desvergüenza,  los secretismos, las disposiciones escondidas, los favores a los partidos políticos, las comisiones secretas y las órdenes estadounidenses... Dice el refrán "La mujer del César, no sólo debe ser honrada sino parecerlo", y es que inexplicablemente la persona que tiene que decidir ha tenido, tiene y tendrá intereses económicos personales. La Ministra, como cabeza visible del poder ejecutivo en este ámbito, es juez y parte,  y si extrapolamos este hecho nadie duda, que a día de hoy y para los ciudadanos la mujer del César tiene muuuuuy mala reputación. Hay una teoría jurídica que se llama "de los frutos del árbol envenenado" y que explica que si la fuente se corrompe (las pruebas, los medios, el árbol) las conclusiones o resultados que obtendríamos después (los frutos) también lo estarán. Pues aquí es lo que ocurre, si el que estructura la legislación es una de las partes que va a recibir beneficios ¿está corrompida/interesada, verdad? Así que todo lo que salga no es más que un fruto con gusano dentro.

Leía hoy una frase estelar de su excelentísima que decía "el verdadero adversario de los internautas no es la gente de la cultura" y yo añadiría que el verdadero adversario de los que sí trabajan, defienden y aman la cultura (sí, los curritos de cine, música, televisión y demás disciplinas artísticas) son  las actuaciones como las suyas. Estoy absolutamente segura de que muchos autores e interpretes están cruzando los dedos día tras día para que nadie insulte y caliente a la platea, porque cuanto más lo hacen saben que la respuesta por parte del público es seguir alejándose, el efecto bumerán cada vez es mayor. Un ejemplo de que esta postura está fuera de la realidad es que internet abrió la puerta a la gente a rebelarse a los cantantes que solamente cantaban en playback, a las malas (pero malas con ganas) películas, y sin embargo el teatro o la ficción televisiva está pasando por un periodo de esplendor. En la actualidad la cartelera teatral deja maravillado al espectador más exigente, porque la gente necesitaba VERDAD y en el teatro se la están dando, además giran por toda España y hay espectáculos para todos los gustos, desde el teatro clásico, a los grandes autores como Miller y Mamet, pasando por las pequeñas salas con teatro independiente. La oferta y la calidad están recibiendo la respuesta de un espectador que quiere disfrutar sin sentirse agredido, y a su vez reconocer la valentía y el trabajo del que se pone en las tablas y mira cara a cara a los que están en la butaca. Para mí, eso es una de las claves, el espectador está harto de sentirse agredido e insultado constantemente, es el destinatario no el enemigo.

Pese a todo este debate, pese a la legislación, pese a los cambios tecnológicos, lo único que va a triunfar finalmente es el modelo Netflix, así que los que están siendo ágiles como Filmin (me declaro fan absoluta), se llevarán su recompensa y yo lo celebraré, y mucho. Todos lo estamos reclamando a gritos, y aunque de momento la oferta es escasa ya nos está dando alegrías. Además sobreentiendo que al eliminar parte de los intermediarios, se facilitará que los beneficios lleguen realmente a los autores, interpretes y creadores, y siguiendo la estela se presume que a mayor difusión, más rodajes.

Sé que la van a aprobar, porque los políticos han dejado de ser aquello que Montesquieu planteaba como instrumento de representación de la voluntad popular, así que en esto (como en todo) harán lo que los intereses económicos de unos pocos manden. El espectador seguirá quejándose de que la entrada de cine le cuesta 7'50 y siempre saldrán voces discordantes que digan "una copa también y nadie se queja" "en otros países no se piratea como aquí"; pero se les olvida añadir que todos, ellos también, ponen el grito en el cielo cuando te estafan por una copa de garrafón, u olvidan que ir al cine un día a la semana supone al mes 30€ por 4 películas, mientras que por ejemplo los estadounidenses por 9 dólares pueden ver en streaming toda la cartelera. En una regla de tres simple, somos unos pringaos y encima tenemos que soportar que nos llamen de todo menos bonitos.

Sé que algunos de los que os pasáis de vez en cuando por este pequeño rincón de la red sois directores, actores, técnicos y demás trabajadores del medio, por eso a estas alturas  si habéis llegado hasta aquí leyendo (gracias infinitas por la paciencia) tenéis la bilirrubina subida y os estáis acordando de mis antepasados…pero reconducid vuestra ira (flu….flu….flu) porque: Creo, o espero que haya quedado claro, que no estoy en contra de proteger la prop.intelectual, es más, sostengo que se tiene que reformar la ley del 96 porque desde entonces hasta ahora han cambiado hasta los Post It, pero como no admito que el fin justifique los medios, no puedo estar de acuerdo en el desarrollo de un reglamento que va en contra de principios y derechos procesales conquistados, es dejar la censura y el control de internet al arbitrio de una comisión que representa los intereses económicos de grandes empresas...ahora será una web de enlaces que ni nos va ni nos viene, mañana puede ser cualquier página web o blog con un enlace a youtube, google o El País.

¿Estaré equivocada en ciertas cosas? Seguro ¿Acertada en algo? También, aunque sólo sea por estadística, pero una vez más reitero mi NO a la Disposición Sinde y mi SÍ a la protección de la propiedad intelectual.

Hoy más que nunca, y al contrario de lo que puede suceder si se aprueba la ley, aquí no hay cortapisas, así que el que quiera puede dejar su opinión, a favor, en contra o diciendo "Viva el cine astro-húngaro" 

 Y tú, ¿qué opinas?

PD: Petición expresa en nombre de mi santa madre para que no se la miente ¡Gracias! ;-)

Próximamente más, y si es posible...mejor

6 comentarios:

Ana dijo...

He disfrutado mucho leyendo tu entrada sobre la famosa Ley Sinde, especialmente por el hecho de que, al tratarse de una imposición, despierta más rechazo que otra cosa. Es curioso que utilicen la palabra "ley" para nombrar algo que, simplemente, se salta la ley. Puesto que, si ningunean a los procesos judiciales para imponer la voluntad de una minoría demasiado chillona y poderosa, no se puede considerar algo recogido en la Constitución ni con arreglo a ella.
No eres la única voz en contra de esta aberración que quieren imponer desde las altas esferas, de modo que te animo a seguir firme en tu postura (que, por otro lado, comparto completamente) y esperemos que la aclamación popular por una vez sea más fuerte que las manipulaciones de gente incompetente y grotescamente egoista.
Muchas gracias una vez más.

Elena dijo...

No obstante Ana creo que afortunadamente algunos artistas(incluyo équipo técnico, artístico y todo aquel que depende del medio) creo que han comprendido que igual que hay los dos extremos radicales, muchos defendemos el derecho a que reciban su contraprestación por su trabajo, pero eso no suponga un abuso sobre el público. Pocos jejeje, pero alguno sí ha comprendido que la queja no es contra ellos, sino contra un status quo que quieren mantener los que están arriba, aún sáltandose todos los límites preestablecidos por la ley.
Gracias por pasarte y dejar tu opinión, ojalá llegara alguien y nos rebatiera con argumentos XD
Saludos!!

angel dijo...

Y que quieres que diga ¿viva el cine austro húngaro?. ¿No se llaman "neoliberales"? o sea "que cada perro se lama su cipote", pues eso, que lo que llamamos ciberespacio o red o como quieras NO está ya bajo su control, ESTA CAMBIANDO DE EXPLOTADORES, y eso les hace temblar sus bolsillos.
No va a haber una revolución, ya la ha habido, está aquí, y el que no quiera verla desaparecerá. ¿Es la evolución de las especies?. Quizá, pero los explotados seguiremos explotados

Boris dijo...

muy interesantes tus reflexiones, yo creo que cualquier persona con algo de lógica esta en contra de esta ley que quieren imponer, pero por desgracia hay muchos intereses y al final van ha hacer lo que les de la gana, la opinión de la gente de a pie les importa poco

por ciero, Sinde algún dia dejara de ser ministra y tendrá que volver a trabajar en el cine, con la mala fama que ha cosechado estos años no se que esperara, es la persona más odiada de españa y nadie va a ver más sus películas.

Lázaro dijo...

Hola Elena,felicidades por la corta entrada Ja,ja,ja...
Que pienso yo....no se este gobierno en q piensa disfrazados de unos ideales y son peor que los que critican...fuera censuras y prohibiciones de todo tipo...
Que venga un tsunami y se lleve a la Sinde a Tanganika.....
Apropósito,tengo que decirte que no me gusta la política pero no crees tú que esta edicción de los goya no es política?
_Balada triste...una especie de cuentame
-pa negre guerra civil(memoria historica.
-tambien la lluvia(alianza de civilizaciones).
Me quedo con Buried..
saludos

Elena dijo...

*Ángel...entonces te quedas con el astrohúngaro ;-)
Sí, yo estoy absolutamente segura de que el final va a ser el mismo, un nuevo modelo, así que me alegraré de los que anden avispados y no se ancleen en el pasado.
Es como cuando llegaron los ordenadores y los que tenían un taller de arreglar Olivettis se fueron al carajo, se tuvieron que adaptar, ha pasado en todos los ámbitos de la sociedad década tras década...¡que lo asuman, es la ley de la evolución y el mercado!

*Boris, pues sí, harán lo que quieran pero al menos nos queda el derecho al pataleo ¡Faltaría plus! XD
Me gustó mucho "Una palabra tuya", pero como en todo reconozco que seguro que me influirá (y mucho) cuando Sinde vuelva al cine como directora, me será imposible ser objetiva y ver sus trabajos con buenos ojos después de tanta salida de pata de banco.

*Lázaro ¿quieres decir que tenía el día sintético verdad? Jejeje, es que me puse a escribir, y es lo que tiene el cabreo que es irracional e impulsivo...no podía parar y me dí cuenta tarde de que había escrito la segunda parte de la Biblia.
No había caído en eso que dices, la verdad es que yo la única que no he visto de las favoritas es "Pa Negre" porque aquí en Asturias ni siquiera se estrenó...así que tendré que hacer la porra de oídas (coño!, como votan los academicos jejej) Ese será el momento para decir los nominados que me faltan, y los que me sobran(varios!!!!)
A mí Buried me ganó porque me impresiona que con 3 elementos de nada hayan sido tan inteligentes para hacer una gran peli de acción. El riesgo que asumieron debería ser muy premiado.

¡Ah y gracias por pasaros a todos y dejar vuestra opinión!
Saludos!!