sábado, 12 de diciembre de 2009

Cortometraje "Epílogo" de Zoe Berriatúa

Zoe Berriatúa polifacético actor, director, guionista, ilustrador...a quien le hemos puesto cara en largos como "África" o "Volaverunt", o en populares series como "Cuéntame" o "Raquel busca su sitio", y que demuestra en sus cortos que también tiene algo que contarnos por sí mismo. Cortos como "El monstruo", "Moebio" y "El despropósito" entre otros. 

"Epílogo" contó en 2008 con la participación de Macarena Gómez quien tiene para estrenar "Carne de Neón" de Paco Cabezas y rueda "Verbo" de Eduardo Chapero-Jackson, y Pablo Turégano a quien no conocía por sus anteriores trabajos.

Desde el punto de vista visual me ha gustado el uso de la luz y la saturación de colores, aprovechando recursos naturales nos ofrecen un bonito juego con la fotografía. Y es que el uso de la sucesión de pequeñas secuencias nos resumen la noria que es una relación. Presente, pasado y futuro de una pareja.
Los dos actores hacen un genial trabajo con cómplices miradas, sonrisas, sin un diálogo, tan sólo una lluvia de sentimientos con la que sentirnos identificados.
Solo un pequeño pero...no me gustó el uso de la música, al contrario de lo que pretendía, a mi me saca de la historia. 

Por lo demás una delicia, con un principio, un final y un..."Epílogo"

Epilogo from Zoe Berriatúa on Vimeo.
¿Y tú qué opinas?

Próximamente más, y si es posible...mejor

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Resulta curioso, Adhara.

No se si será por deformación profesional (soy músico) pero considero que precísamente fue la música,("La pregunta sin respuesta" de Charles Ives), la que me sumergió en este "drama o paisaje cósmico" (que es como casualmente también se denominó a esta pieza musical desarrollada en tres fases representadas por diferentes secciones instrumentales y formando un breve pero profundo dialogo filosófico).

Comienza con una calmada y lineal melodía para cuerda. Sin apenas alteraciones. Representando estabilidad e impasibilidad ante otras voces.

La segunda fuerza narrativa o interrogativa esta representada por una trompeta (metal) que interviene siete veces y en cada una lanza una pregunta con eterna búsqueda de respuesta.

La tercera voz es interpretada por la sección de vientos (madera), quienes durante seis ocasiones se apuran por contestar la compleja pregunta de la trompeta. Con intervenciones cada vez mas disonantes y apuradas intentando enconcontrar una respuesta sin alcanzar una frase, un pasaje o un intervalo satisfactorio.

Siete veces se pregunta y seis veces se contesta, dejando la última pregunta sin contestar y así creando una especie de silencio y de impotencia (frustración) a la hora de contestar. Al final, los vientos callan y desisten de articular cualquier alternativa. Las cuerdas prosiguen inalteradas su lindísima progresión tonal y así la pregunta se abandona sin contestación alguna.

¿No te parece coherente con la historia o no ves sincronía con las imágenes? Yo sí! Jaja!
(Perdona la extensión de mi argumento).

Un saludo, Blanca.

Adhara dijo...

Blanca ¡Muchísimas gracias por tu clarificador comentario!
Tras volver a disfrutar del cortometraje con la explicación de los usos de cada una de las notas que me aportaste, todo ha cobrado otro significado, he entendido el juego de preguntas y respuestas al que haces referencia, viendo las dos líneas paralelas entre la historia y la música.
Pese a ello, desde un punto de vista totalmente subjetivo, la musica en ciertas partes me sigue pareciendo excesiva y me descoloca jejeje
Nuevamente te agradezco tu explicación, y espero que te dejes caer algún otro día por aquí para darme tu profesional visión a ésta profana pero amante de la música. Bs

Anónimo dijo...

Eso está hecho, Adhara. Será un placer.
(Antes de nacer ya era cinéfila... Jjaj).
Blanca.