domingo, 16 de mayo de 2010

UN HOMBRE SOLTERO

¿Quién lo iba a decir? Tom Ford aparca la aguja y el dedal y se hace dueño de la claqueta con mucha más solvencia de la esperada. Sencillez argumental y un juego estético y visual cuidado al máximo son los dos baluartes en los que se apoya "Un hombre soltero"

Con el conflictos Cuba-EEUU como telón de fondo de la alta sociedad americana, una de las mejores cualidades de la película es su capacidad de retratar la hipocresía y los miedos de unos ciudadanos que ven constreñida su vida en el presunto país de la libertad.

Una hora y media de metraje en el que transcurre un solo día y a la vez una vida entera. George Falconer se duele en silencio de la muerte de su compañero sentimental mientras busca un salvavidas al que agarrarse, su trabajo como profesor universitario, su mejor amiga Charlie, o el joven estudiante como reflejo de si mismo...no parece suficiente.

Lo admito, Colin Firth me tenía rendidita ya en los créditos iniciales, pero sin dudarlo, esta película consigue un delicado resultado gracias a él, se come al personaje, a la película, y es el porqué de todo lo demás. Con ese espíritu de gentleman que está en peligro de extinción (es que todavía no he superado el bucle de que el 007 Sean Connery esté imputado como presunto corrupto marbellí), Firth nos lleva por el duelo de un homosexual en 1952, por los flashbacks de la pérdida inexpresada y por las pequeñas cosas que llenan 16 años de vida en común.

Julianne Moore interpreta al arquetipo de la amiga del gay, y aunque disfruté de la frívola, melodramática y autocompasiva "Charlie", pienso que le falta carácter y jugo al personaje, es totalmente prescindible. Fundamental el espejo en el que se mira George con el joven al que da vida Nicholas Hoult, símbolo del hombre desconcertado que sólo puede entenderse a sí mismo si se enfrente al resto. La pequeña intervención de Jon Kortajarena, además de para refrescar la pestaña la que escribe, aporta poco...como mucho, desencorsetar a George e ironizar sobre el juego de la seducción.

Tom Ford, manifiesta su carácter de diseñador y hace suyo el dedal en los aspectos técnicos, juego de planos, de poéticas imágenes y una dirección artística de la mano de Ian Philliphs. Maravillosa la banda sonora con la que Abel Korzeniowski da empaque al envoltorio cinematográfico con violines y piano. Destaca también la fantástica aportación española con la elegante fotografía de Eduard Grau.

Aparentemente sólo era un hombre soltero, abre tu mirada y descubrirás todo lo que hay debajo del traje y la corbata.


"Hay momentos en los que el silencio ahoga el ruido y puedo sentir en lugar de pensar"

"Las criaturas mas tontas son las mas felices, mira tu madre"

"Al mirarse al espejo veo la expresión de un dilema"

"Pues si vais a tener un mundo sin sentimientos no creo que yo quiera vivir en él"

"La minoría sólo se considera tal cuando supone una amenaza para la mayoría, ya sea real o imaginaria"

Uno de los mejores tracks de la BSO "Clock tick"

Si no la has visto ¿A qué esperas? Si lo has hecho ¿Qué opinas tú?

Próximamente más, y si es posible...mejor

2 comentarios:

Pablo Hernández dijo...

Bonita reseña!!

Desde que ví el trailer en el cine me ha llamado mucho la película, especialmente por el bonito look (arte y fotografía) que conseguía...

Desgraciadamente no tengo el tiempo suficiente como para ir al cine a ver todas las pelis que me gustaría ver...

Un beso!

Adhara dijo...

Hola Pablo!!!
La parte visual de esta peli es fantástica, cuidada como pocas veces.
Y sí, yo también me uno al grupo de "yo tampoco tengo tiempo para ver todo el cine que me gustaría" jeje
Saludos!!